Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

[NUEVO LIBRO] Ayacucho: idas y vueltas de la reforma agraria

El Fondo Editorial del Instituto de Estudios Peruanos presentó el nuevo libro del historiador Jaime Urrutia, el pasado 28 de octubre.


El Fondo Editorial del Instituto de Estudios Peruanos presentó su nuevo libro “Ayacucho: idas y vueltas de la reforma agraria”, escrito por nuestro investigador principal Jaime Urrutia junto a Carlos Loayza y Cipriano Luján, que fue presentado el día miércoles 28 de octubre, a las 9:30 a.m., vía Facebook Live del IEP.

Como sugiere el título, la reforma agraria en Ayacucho tuvo idas y vueltas. Se entiende como “ida” a la misma aplicación de la ley de Reforma de 1969, que condujo a la afectación de predios; pero también se deben considerar las “vueltas”, si se remite a la situación favorecida de algunos no expropiados, al diseño arbitrario de las empresas creadas con la tierra expropiada y, sobre todo, al acceso diferenciado de tierras asignadas a un grupo determinado.

El objetivo central de esta investigación – realizada en base a cifras registradas en la Dirección Regional Agraria de Ayacucho – es diferenciar zonas de aplicación de la reforma agraria en Ayacucho y vincular las afectaciones de predios con procesos en curso al momento de la entrega de tierras a campesinos, reconociendo las secuelas más importantes surgidas a partir de la constitución de grupos beneficiados.

Durante la presentación, el historiador indicó que “en primer lugar está la necesidad de conocer un territorio poco considerado. La reforma agraria se concentró en la costa con las haciendas cañeras; en la sierra del norte, con las ganaderas al igual que en Puno; en el Cusco, con haciendas vinculadas al trabajo servil; en Ayacucho, no hay ninguna vinculación activa con la exportación o el mercado salvo la producción de coca, trigo y la circulación de ganado. Es un territorio secundario. Conocer ese territorio es el origen y para conocerlo se han tomado dos ejes: primero, seguir la historia de la tierra; y segundo, territorializar y regionalizar la interpretación [de la reforma]”.

Este  libro tiene un valor agregado importante, ya que realiza el primer balance general sobre la aplicación de la reforma agraria en distintas provincias ayacuchanas – con procesos y características diferentes -, empleando datos cuantitativos completos de extensión de predios afectados en cada provincia. Urrutia explica: “Hemos dividido el territorio en tres partes, las provincias del norte, Huanta, Huamanga y La Mar. Las provincias del centro, Fajarlo y Cangallo. Y las provincias del sur, Lucanas y Parinacochas, siendo siete provincias en total. Tres zonas diferentes”.

Los autores concluyen que el principal logro de la reforma agraria en Ayacucho fue la anulación definitiva de las relaciones sociales de producción construidas a través de criterios estamentales –“indios, mestizos y señores”-, fortaleciendo consiguientemente la “conciencia ciudadana” en amplios sectores rurales. Así, sugieren que la reforma configuró un escenario regional comunal, en el cual, según algunos investigadores, comuneros ronderos impidieron la expansión de Sendero Luminoso, diluyendo así el apoyo inicial de diversas comunidades a las propuestas de este partido.

[VIDEO] Presentación del libro

Participaron: Jaime Urrutia, Ana Lucía Araujo y Laureano del Castillo

Modera: Raúl Asensio