Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

Julio Cotler: «En 2016 nos espera lo mismo de siempre»

Nuestro investigador principal, Julio Cotler, fue entrevistado en el diario Trome para hablar  sobre la coyuntura política y el futuro del país. A continuación reproducimos la entrevista.

cotler

Por: O. Torres

Es considerado uno de los más lúcidos pensadores de nuestro tiempo. Antropólogo, sociólogo y politólogo peruano. El doctor Julio Cotler ha escrito importantísimas obras, destacando “Clases, estado y nación en el Perú”, considerada un clásico de las Ciencias Sociales. En exclusiva conversamos con él, nos tomamos un café en la librería “El Virrey” de Miraflores. Fue muy didáctico para analizar la realidad del Perú.

Doctor Cotler, ¿qué tan peligroso para la gobernabilidad es que el aprismo y el fujimorismo “bombardeen” al gobierno de Humala?
Muy peligroso. Estamos viviendo un momento muy peculiar, que la crispación de estos actores puede llevar que no solo arrinconen a Humala, sino que lo hagan cometer un desbarajuste o una situación impensada que podría llevarnos a coyunturas absolutamente insólitas, de las que no sabríamos cómo salir.

¿Hay peligro de una intentona golpista o estamos viviendo otros tiempos en América Latina?
En el Perú no veo posibilidades golpistas militares, pero podría haber otro tipo de golpes…

¿Cómo así?
Puede usted cerrar el Parlamento y tener un gobierno tecnocrático, con apoyo de la población y de los empresarios.

Usted ha dicho que este es un gobierno aislado y débil, ¿qué le aconsejaría a Ollanta Humala?
Prefiero no pecar de filósofo del rey, no le podría dar consejos, sino que enfrente esta situación no solo Humala, sino los demás. Sobre todo, Alan García, tiene que ponerse a pensar si es que siguen en este plan, todos vamos a perder y podemos regresar adonde estuvimos hace treinta años.

¿Este gobierno está haciendo las cosas que usted vaticinó o lo ha sorprendido?
Medio, medio. No había que ser muy profeta para imaginar que un gobierno que no tiene partido político, en un sistema donde no hay partidos políticos, entonces, cualquier presidente que salga se va encontrar con que no tiene capacidad política para funcionar. Además, si el presidente no tiene experiencia política, no tiene conocimientos y es una persona insegura de lo que está haciendo, entonces, la cosa se complica, pues

La clase política está cada vez más deteriorada con los “narcoindultos”, las casas de la suegra de Toledo, la cocalera Nancy Obregón en el gobierno…
Perdón, yo insisto en que no hay clase política.

¿Vislumbra usted la aparición de un “outsider”?
No solamente eso, sino póngase a pensar que las tres cuartas partes de nuestros parlamentarios nunca han hecho política. Cuando usted habla de clase política, está hablando de un grupo que tiene permanencia en el tiempo trabajando en política. En el Perú qué, son diez personajes.

Como bien decía Luis Alberto Sánchez, la maldición de nuestro país es que “las historias se repiten”
Sí, pero con diferentes caras y, últimamente, con diferentes formas de comportarse. En una situación de globalización, usted no puede hacer lo que le da la gana como antes.

¿Realmente tiene tanto poder Nadine como dicen?
No sé si tiene poder, pero tiene influencia sobre él y sobre el gobierno. Sí debe tener una cuota de poder importante.

¿Cuál es la desgracia de este país?
Que no tiene instituciones. Las instituciones no funcionan. Tenemos un Estado raquítico, por eso no hay actores políticos y los empresarios que se quejan que no debe haber Estado…

Pese a tanto a ruido político la economía, mal que bien, ha ido creciendo. ¿Qué tan bueno es para el país?
Muy bueno, solo que el crecimiento es muy precario, ya que está dado fundamentalmente sobre la minería y demanda externa, qué va a pasar el día en que China pafff sobre qué se sostiene el país, si no tiene instituciones válidas.

Se habla que la nueva clase media emergente en el Perú abarca cerca de 9 millones de personas, ¿qué significa eso?
Mejor no hablemos de clase media. Hablemos de gente que ha salido de la línea de pobreza, pero de toda esa población que ha salido de la línea de la pobreza, el 60% cae en la pobreza si es que se resfría. Está en el filo.

¿Y qué hacemos con los números?
El consumo ha explosionado por las tarjetas de crédito y hemos visto que el crédito llega al 180% de interés.

¿Fue un error lanzarle bombas y pegarles con palos a los jóvenes que protestaban con justa razón?
Eso es una barbaridad, le está diciendo que acá no hay una conducción política. Cuando en Brasil hubo una protesta, la presidenta (Dilma Rousseff) salió y se sumó al reclamo. Les dijo que estaba con ellos. Acá les sacan a los policías y les pegan con palos.

Con tantas universidades que han surgido de bajo nivel, ¿cómo estamos en el tema educativo?
Por debajo, lo último de América Latina.

¿Qué grandes reformas necesita el país para seguir creciendo?
No solamente reformas, sino el fortalecimiento de las instituciones para hacer cumplir las reformas. Usted puede dar reformas y que no puedan hacerlas cumplir. Se piensa hacer una reforma del transporte y se paraliza, porque no hay capacidad para llevarla a cabo.

A raíz del caso Nancy Obregón, ¿qué tan fuerte es la penetración del narcotráfico en la política peruana?
Debe ser fuerte. No tenemos pruebas, porque no se han hecho las investigaciones del caso, pero así como hay congresistas que son propietarios de universidades, que se oponen a cualquier modificación a la ley, como hay congresistas pesqueros o delegados de la pesca, debe de haber también (en alusión al narcotráfico).

¿Cree que Alan García tiene responsabilidad en los “narcoindultos”?
Yo no sé si legalmente tiene una responsabilidad por ser Presidente, pero se dice “dime con quién andas y te diré quién eres”.

¿Está bien que Alberto Fujimori siga purgando condena y no haya sido indultado?
Sí.

En el Perú, el electorado suele ser conservador. ¿Va a seguir apostando por un candidato de centro en el 2016 y, si es así, Lourdes Flores tendría una posibilidad?
Lourdes siempre es una posibilidad, pero en Lima, nada más que en Lima. En el Perú no hay partidos nacionales. Nunca los tuvimos. El PPC es un partido limeño y, a lo sumo, costeño de Lima hacia arriba. Qué tiene que ver el PPC en Cusco, en Arequipa, en Puno, en Lambayeque. No tiene nada que ver. Como el Apra nunca tuvo nada que ver en el Cusco ni en Puno.

¿Toledo lo ha decepcionado?
Claro. Mucho más frívolo e irresponsable de lo que yo hubiera podido pensar. Ya llega a niveles tragicómicos.

Mirando el 2016, ¿qué escenario político nos espera?
Lo mismo de siempre. El mal menor.

¿Sigue pensando que Alan García se aliaría con el fujimorismo para llegar a la Presidencia?
No tengo dudas de eso, es un político hábil. Para él, la política es el arte de lo posible, lo posible para llegar a la Presidencia.

¿Es optimista con el futuro de nuestro país?
No, porque no hay instituciones. En este país priman las 130 universidades de última categoría, entonces de dónde van a salir los jueces y los congresistas.

¿Qué mensaje le daría a los jóvenes lectores de Trome?
Que desconfíen de la autoridad y de la educación que les dan, que es la peor que se puede imaginar. No solamente es de baja calidad, es peligrosa. Los futuros jueces y congresistas no solo van a ser ignorantes, sino lo que van a conocer va a ser absolutamente anacrónico para el desarrollo del país.

Y ahora, ¿qué hacemos?
Organizarse políticamente para fortalecer el Estado democrático.

Gracias, doctor Cotler, por compartir con nosotros su lucidez y sabiduría…
Muchas gracias a ti.

Fuente: Trome (11/08/2013)