Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

Julio Cotler: Apuesta del Gobierno por el diálogo es vía acertada

  • cotler2Desconfianza histórica sobre las instituciones alimentan los conflictos
  • Misión del Gabinete es dar ahora esa seguridad que buscan comunidades

El sociólogo Julio Cotler consideró ayer acertada la apuesta del Gobierno por el diálogo para la solución de los conflictos sociales sobre la actividad minera, sin ceder al chantaje de algunos dirigentes regionales que amenazan con el bloqueo de carreteras.

Señaló que en medio de estos conflictos aparecen, por lo general, algunos dirigentes que buscan usar la protesta para sus propios intereses políticos.

«Creo que está muy bien lo que está haciendo Salomón Lerner, insistiendo en el diálogo, en diferentes fórmulas de entendimiento, conversando y encontrando, con los mismos campesinos, las soluciones de sus demandas», opinó.

Los conflictos sociales en torno a la actividad minera en el Perú expresan, principalmente, el temor de las comunidades aledañas a una posible contaminación medioambiental o la búsqueda de mayor participación de los beneficios de esta actividad económica, una de las más importantes del país.

 

Cotler explicó que la desconfianza histórica que existe en el Perú sobre las instituciones alimenta estos conflictos y, por ello, el Gabinete presidido por Lerner Ghitis tiene la misión de dar confianza a la población y no ceder de ninguna manera a la violencia.

«La única manera es tratar de mostrar y encontrar fórmulas de entendimiento; va ser muy difícil, pero creo que el Gobierno ha tomado la única vía que se puede tomar para evitar confrontaciones, que es el diálogo», dijo a TV Perú.

El Gobierno ratificó esta semana, por medio del presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Ghitis, que resolverá los conflictos sociales en las zonas mineras a través del diálogo, pero sin ceder a la presión de pequeños grupos que buscan sembrar el caos.

Tema Chehade

Cotler consideró que el Jefe del Estado ha tomado la mejor decisión sobre el caso del segundo vicepresidente, Omar Chehade, al dejar que las instancias correspondientes, como el Congreso y el Ministerio Público, investiguen si hubo tráfico de influencias o no. «Ha sido claro y lo ha hecho muy bien, no ha salido con la prepotencia que podemos haber imaginado en otro mandatario y botarlo.»

Fuente: El Peruano