Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

[ENTREVISTA] Ricardo Cuenca: “Muchos analistas quisieran que las encuestas sean la expresión de sus deseos”

Ricardo Cuenca, director general del IEP, fue entrevistado en el diario La República ► https://bit.ly/3e9VLxD

 

Entrevista por Rumi Cevallos

La intención en el Congreso es clara, buscan vacar al presidente. ¿Cuál es su percepción?

Estamos ante la demostración de la precariedad de la política peruana. Tiene algunos elementos viejos y estructurales y otros muy coyunturales que cada vez se expresan con mayor evidencia en la acción política permanente de este Congreso, del anterior, de este gobierno y del anterior.

¿El presidente Vizcarra debe continuar y al finalizar su mandato investigarlo?

La idea de cristalizar y pensar siempre el camino correcto del gobierno no supone utilizar los instrumentos democráticos para romper la débil fragilidad institucional que tenemos. Al finalizar su mandato, por supuesto, debe ser investigado.

La intención es desestabilizar al gobierno y “a río revuelto ganancia de pescadores”. En términos políticos quieren mover las fichas para favorecer sus apetitos políticos…

De alguna manera sí. Es una de las manifestaciones de esa precariedad. Lo que se está mostrando es una débil cultura y formación política que hace que sea imposible establecer diálogo, consensos. Para ellos es mejor siempre alborotar todo para ver si así logran intereses particulares. En el fondo es una expresión de la imposibilidad de diálogo, de consensos y de esta debilidad de cultura política en el país.

Los partidos van a elecciones para definir plancha presidencial de cara a los comicios generales. ¿Cómo ve esto?

Lo respondo en dos partes. Una primera, es cierto nivel de tranquilidad porque los partidos están tratando de fortalecer esa institucionalidad a partir de elecciones internas, primarias, a partir de elaborar planes programáticos para competir electoralmente. Por otro lado, con cierto nivel de preocupación porque hay cierta añoranza de idea de partido que hoy no funciona. No son los mismos modelos, la sociedad cambió, la pandemia mostró que no somos lo que quisiéramos ser, sino que somos lo que somos y por lo tanto los partidos deben ser los grandes canalizadores de estas demandas ciudadanas.

En un reciente artículo de Cecilia Méndez, señala que el comportamiento de los partidos peruanos es menos democrático que lo que defienden. ¿Comparte esta posición?

Sí. Lo que expresa Cecilia Méndez es la posibilidad de construir procesos democráticos que vayan más allá de los contextos electorales. Nuestros análisis, nuestras perspectivas se concentraron mucho en los periodos electorales, pero no en pensar que la democracia es un régimen que va más allá de las elecciones y que incluso tiene que ver con la convivencia de las personas. La democratización de los partidos y su perspectiva democrática son parte de un proceso de democracia en el mayor sentido de la palabra. Si creo que en nombre de intereses particulares puedo ir en contra de intereses colectivos por más que haya elecciones y tenga procesos internos, no voy a ser una institución democrática.

¿La valla electoral es camisa de fuerza para la democracia, que permite licuar a los partidos?

Es justamente para fortalecer la institucionalidad de los partidos y eso está bien. Pero también es verdad que en una situación tan precaria políticamente, esta fragmentación de partidos, esa expresión de nuestra débil cultura política, hace que tengamos que poner algunas restricciones que parecen ser no democráticas, pero que en el fondo parten de la realidad. Poner una valla siempre es arbitrario, pudo haber sido 4% o 10%, pero se consideró 5% y lo que debería hacer es ayudar a impulsar un diálogo público que permita tener cuestiones programáticas e ideas.

Les será muy difícil a muchos pasar la valla electoral…

A nuevos y antiguos. Tenemos en el país una serie de políticos que han tenido un golpe muy fuerte en el último tiempo. Partidos históricos han estado en la arena política y empezaron a desaparecer porque probablemente la ciudadanía no quiere más ese tipo de políticos o porque hicieron bastantes cosas para que la ciudadanía responda de esa manera. Será problemático para algunos partidos chicos, también para algunos grandes que están teniendo sus últimas oportunidades en este nuevo proceso electoral.

Por otro lado, surgieron algunas críticas a las encuestas del IEP. ¿Qué nos dice de esto?

Muchos analistas quisieran que las encuestas sean la expresión de sus deseos, pero no es así. Estamos absolutamente seguros de la rigurosidad de las encuestas y lo que piensa la ciudadanía no es necesariamente lo que piensan algunos analistas que piensan que está mal y que quieren desacreditar. A algunos líderes de opinión les pasa lo mismo que a algunos políticos, están muy distanciados de la ciudadanía, y piensan que la realidad se produce de acuerdo a lo que ellos quieren que sea y no de lo que realmente es.

¿Cuál es la experiencia del IEP elaborando encuestas?

El IEP trabaja 20 años elaborando encuestas de opinión, de muchos estudios durante los 56 años de vida institucional. Hace poco más de un año están dirigidas a un público más amplio. Elaboramos encuestas sobre situación política a nivel internacional desde hace 16 años. Somos parte del proyecto LAPOP (Latin American Public Opinion Project), uno de los más prestigiosos de cultura política en las Américas. Lo que pasa es que se ha vuelto más público en esa idea de trabajar junto con La República.

¿Cuál es la metodología?

La metodología es altamente reconocida, aleatoria, de entrevistas telefónicas. Estamos absolutamente seguros de la rigurosidad con la que trabajamos que sigue fuerte como el principio. El Perú es uno de los países rezagados en encuestas telefónicas. Toda la información siempre está disponible en nuestra página web. Además, somos pioneros en establecer estas metodologías rigurosas de trabajo científico de encuestas a partir de llamadas telefónicas.