Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

El efecto catapulta

cuenca

Por Ricardo Cuenca (*)

Los resultados de la Evaluación Censal de Estudiantes de segundo grado tienen tres cosas fundamentales: la salida más importante no está en quienes han mejorado para arriba, sino los que han salido de este pozo, el nivel menos 1, que es una situación más dramática que tener poca gente más arriba, pues no pueden hacer cosas básicas. El nivel menos 1 es inaceptable. Ese es un logro bien interesante por rescatar.

Lo segundo es que regiones como Apurímac y Huancavelica están empezando a romper la inercia del fracaso; ahora están comparativamente mejorando más respecto de su situación anterior. Han dado el salto importante. Y es un logro también que todas las regiones hayan participado en la evaluación. Después de mucho tiempo se presentó Ayacucho a la prueba. En esa región hay un conjunto de razones estructurales y sociales posviolencia bien enquistadas que no deben ser dejadas. Hay que mirar más ese aspecto socioeducativo.

Lo tercero es que en el caso de Lima haya quedado demostrado que la escuela privada, de distritos pobres, no necesariamente es mejor que la escuela pública de distritos pobres. Hay una enorme expansión de escuelas en barrios pobres que terminan engañando a los estudiantes y a los padres.

Es verdad que todavía estamos mal, en una situación que se necesita trabajar muchísimo. No es que hayamos mejorado sustantivamente. La situación aún terrible se da en la selva. Se necesita una atención bastante integral. Loreto es uno de los departamentos más difíciles: el 70% de todos los niños estaba ubicado en la zona rural de esa región. Está descuidada por el Estado. Es cierto que es caro hacer cosas allí, pero estos resultados son buenos para llamar la atención. Va a ser muy difícil que salgan de ese estado si no hay labores sociales.

Es cierto, también, que la situación tan crítica no hace que de un año a otro se modifique tanto. Pero me llena de entusiasmo pensar que todas las pruebas internacionales dicen que cuando los que están más abajo suben en situaciones de mucha precariedad, terminan siendo mucho más exitosos, tiene un rebote. Es decir, posiblemente van a seguir subiendo y empujarán a que los otros suban. Eso se ha demostrado en los estudios comparativos en América Latina. Es un efecto de catapulta. Claro, sin descuidar a los de arriba.

En los próximos meses saldrán los estudios de los factores asociados a la Evaluación Censal de Estudiantes del 2011. Estos elementos explicarían los resultados y tendríamos información más fina para analizar. Pero estos resultados son un logro interesante que tiene que ver con las políticas de gestión de este ministerio.

(*) Psicólogo social. Investigador principal del IEP y miembro del Consejo Nacional de Educación.

Fuente: El Comercio (08/07/2013)

DESCARGA el informe del diario El Comercio con el análisis de los resultados aquí.

RicardoCuenca_08042013_El Comercio(1)