Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

«La tolerancia a la desigualdad y las preferencias por políticas redistributivas», por Saúl Elguera

Si bien casi la mitad de los peruanos considera inaceptable la desigualdad, resulta llamativo que aproximadamente tres de cada diez ciudadanos no cuestionen las diferencias sociales. Es más, un 13% de los encuestados de la Encuesta Nacional de Percepción de Desigualdades (ENADES) considera que la desigualdad en el Perú es totalmente aceptable (el punto más alto de la escala).

¿Quiénes consideran más inaceptable la desigualdad? Espontáneamente uno podría considerar que la intolerancia a la desigualdad se incrementa en los sectores material y culturalmente más postergados de la sociedad. No obstante, los que consideran inaceptable a la desigualdad pertenecen a los niveles socioeconómicos A/B y cuentan en su mayoría con educación superior, mientras que, los que ubican en una posición de mayor aceptación a la desigualdad se localizan en los niveles socioeconómicos más bajos y principalmente cuentan con educación básica (Gráfica 2).

 

Gráfico 1. Distribución de la tolerancia a la desigualdad[1]

Fuente: ENADES, 2022.

 

Gráfico 2. Tolerancia a la desigualdad según NSE y nivel educativo

Fuente: ENADES, 2022.

 

Asimismo, es de esperar que el nivel de tolerancia a la desigualdad determine la actitud de la población frente a temas políticos, sociales y económicos. En particular, es de interés de este articulo explorar la relación que puede existir entre la tolerancia a la desigualdad y la demanda de intervenciones redistributivas a nivel individual.

Tradicionalmente, la literatura económica menciona que es la desigualdad de ingresos, medida a través de un indicador agregado como el índice de Gini, uno de los principales determinantes de las preferencias individuales por políticas de redistribución (Grimalda et al. 2018; Mengel y Widenholzer 2022). Sin embargo, en un enfoque relativamente reciente sobre las preferencias redistributivas individuales Tay (2015) argumenta que la desigualdad económica subjetiva, y no la objetiva, es una de las principales variables que afecta la formación de preferencias por políticas de redistribución.

Además, señala que la dimensión subjetiva de la desigualdad económica puede ser expresada mediante el nivel de tolerancia a la desigualdad de ingresos. Por lo tanto, si una persona es más tolerante a la desigualdad económica es más probable que se oponga a la redistribución que otra persona que sea menos tolerante. Esto se debería a que no ve la necesidad de que el Estado redistribuya los ingresos para reducir las diferencias económicas.

A pesar de que la teoría de Tay (2015) está basada en la tolerancia en la desigualdad de ingresos y la pregunta de la ENADES sobre la tolerancia a la desigualdad hace referencia a la desigualdad en términos generales, este marco teórico puede ser empleado para justificar la relación entre la tolerancia a la desigualdad y las demandas redistributivas porque la desigualdad de ingresos es un tipo particular de desigualdad. En consecuencia, las preferencias redistributivas individuales diferirán en función de los niveles de tolerancia a la desigualdad que se viven en el país. Esta relación puede ser contrastada de forma empírica con la información de la ENADES.

En el gráfico 3 se observa que si se consideran los datos de la ENADES a nivel nacional y se agrupa la aprobación por políticas redistributivas en una escala de 5 categorías que van desde “Muy en desacuerdo” hasta “Muy de acuerdo” existe una diferencia importante entre los porcentajes de respuesta en los extremos de la escala. Los que opinan que están muy en desacuerdo con la implementación de políticas redistributivas solo representan un 8% de los encuestados, mientras que, en el otro lado se observa a un 44% que responde que está muy de acuerdo con la realización de este tipo de políticas.

Adicionalmente, si se tiene en cuenta el nivel promedio de tolerancia a la desigualdad de estos dos extremos, los que están muy en desacuerdo (promedio 3.0) frente los que están muy de acuerdo (promedio 4.6) con las políticas redistributivas, se puede hallar una diferencia estadísticamente significativa en el valor promedio de su tolerancia de casi 1.5, siendo el grupo que esta más de acuerdo con las políticas de redistribución el que presenta un mayor nivel promedio de tolerancia a la desigualdad (Gráfico 3).

Gráfico 3. Preferencia por políticas redistributivas y nivel promedio de tolerancia a la desigualdad

 

Fuente: ENADES, 2022.

 

En línea con lo anterior, según el gráfico 4, si se emplean las categorías de tolerancia a la desigualdad del gráfico 1, los que mencionan estar muy de acuerdo con las medidas de redistribución consideran, en su mayoría, aceptable a la desigualdad y los que están muy en desacuerdo opinan, principalmente, que la desigualdad del país es inaceptable.

Gráfico 4. Aprobación de las políticas redistributivas según niveles de tolerancia a la desigualdad

Fuente: ENADES, 2022.

 

En suma, el patrón observado entre estas dos variables muestra que covarían de forma directa, la menor tolerancia a la desigualdad se asocia con una menor aprobación por intervenciones estatales de redistribución. A pesar de que esta relación es significativa, es contraria a la que teóricamente se esperaría y si bien escapa del alcance este articulo determinar las explicaciones o motivaciones detrás de esta relación, se pueden presentar algunas hipótesis y futuras líneas de investigación.

Por un lado, se puede deber al perfil de los intolerantes a la desigualdad. Estando este grupo caracterizado por ubicarse en los NSE más altos y contar con educación superior pueden no estar de acuerdo con las políticas de redistribución debido a que pueden sentir afectados sus privilegios o ventajas. No obstante, podrían estar a favor de otras medidas que reduzcan las disparidades sociales y que no involucren al Estado ni a una afectación de su patrimonio. Por otro lado, también puede ser justificado por la desconfianza generalizada en la actuación estatal y de una creencia de poca efectividad en sus intervenciones, motivada a su vez por la deslegitimación del Estado de los últimos años, las noticias de corrupción, etc.

Finalmente, si bien el contraste empírico a partir de la información de la ENADES muestra una relación contraria a la que sugiere el marco teórico que analiza el vínculo entre la dimensión subjetiva de la desigualdad y las demandas redistributivas, no significa que no exista una correlación significativa entre estas dos variables. Más bien sería conveniente realizar una mayor investigación sobre la aceptación a la desigualdad y el requerimiento por intervenciones redistributivas, empleando metodologías más sofisticadas, que permitan controlar el efecto de diferentes factores de manera simultánea y ahondar en las motivaciones que justifiquen las relaciones causales que se encuentren. Con la finalidad de construir un marco conceptual adecuado para la realidad nacional.

 

______________________________________________________________________________________

Referencias:

[1] Nota: La pregunta de la ENADES sobre la tolerancia a la desigualdad fue: En una escala del 1 al 10, en la que 1 es “Totalmente inaceptable” y 10 es “Totalmente aceptable”. ¿Hasta qué punto es aceptable la desigualdad en el Perú? Dígame un número de 1 a 10, recuerde que 1 es “Totalmente inaceptable” y 10 es “Totalmente aceptable”. En el gráfico se presenta la información de datos válidos, sin considerar a los NS/NP (1.4%.)

Tay, Stephen (2015). Who Supports Redistribution? Subjective Income Inequality in Japan and China, Economic and Political Studies, vol. 3, n° 2, pp. 30-59. Recuperado de:  http://dx.doi.org/10.1080/20954816.2015.11673830

Mengel, Friederike y Elke Weidenholzer (2022). Preferences for redistribution. Journal of Economic Surveys, pp. 1 – 18. Recuperado de: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/joes.12519

Grimalda, Gianluca; Francesco Farina y Ulrich Schmidt (2018). Preferences for Redistribution in the US, Italy, Norway: An Experiment Study. Kiel Working Paper. Recuperado de: https://www.ifw-kiel.de/fileadmin/Dateiverwaltung/IfW-Publications/Gianluca_Grimalda/preferences-for-redistribution-in-the-us-italy-norway-an-experimental-study/kwp-2099.pdf