Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

Seminario Internacional sobre Escalamiento de Innovaciones Rurales

07/05/2012

La innovación es un factor de cambio en todos los sectores de la economía, la sociedad y la vida cotidiana. Esta realidad es especialmente evidente en las zonas rurales de América Latina. Para sacar adelante los retos y desafíos que enfrentan día a día, las poblaciones rurales constantemente deben innovar en la forma de organizar su trabajo, en sus rutinas cotidianas y en la manera de organizar las relaciones sociales.

Muchas de estas innovaciones tienen efectos positivos en la calidad de vida de la población más pobre. Se trata de cambios, pequeños y grandes, que provienen de la creatividad e inventiva de las poblaciones y colectividades rurales. El impulso de estos cambios mezcla el conocimiento empírico, producto de la experiencia acumulada, junto con fuentes de saber académicas y tecnologías modernas, que ayudan a encontrar alternativas innovadoras para resolver problemas prácticos.

Todas estas innovaciones pueden transformar vidas. Sin embargo, en la mayoría de los casos tienen un impacto limitado. Incluso cuando son muy exitosas, sus efectos son casi siempre puntuales y localizados. Son poco conocidas y no llegan a difundirse más allá de las localidades donde tienen lugar. También existen innovaciones rurales desarrolladas por iniciativas de desarrollo que trabajan en ámbitos locales, en estrecha relación con municipios, grupos de productores y gobiernos locales que están encontrando formas innovadoras de promover el desarrollo. Estas innovaciones podrían hacer aportes significativos a las políticas públicas de la región, pero pocas veces son tomadas en cuenta. De ahí la pertinencia de preguntarnos por qué las innovaciones rurales exitosas no se desarrollan y llegan a escalas mayores.

Este es el desafío que pretende encarar el Seminario Andino sobre Escalamiento de Innovaciones Rurales Exitosas.

La innovación es un factor de cambio en todos los sectores de la economía, la sociedad y la vida cotidiana. Esta realidad es especialmente evidente en las zonas rurales de América Latina. Para sacar adelante los retos y desafíos que enfrentan día a día, las poblaciones rurales constantemente deben innovar en la forma de organizar su trabajo, en sus rutinas cotidianas y en la manera de organizar las relaciones sociales.

Muchas de estas innovaciones tienen efectos positivos en la calidad de vida de la población más pobre. Se trata de cambios, pequeños y grandes, que provienen de la creatividad e inventiva de las poblaciones y colectividades rurales. El impulso de estos cambios mezcla el conocimiento empírico, producto de la experiencia acumulada, junto con fuentes de saber académicas y tecnologías modernas, que ayudan a encontrar alternativas innovadoras para resolver problemas prácticos.

Todas estas innovaciones pueden transformar vidas. Sin embargo, en la mayoría de los casos tienen un impacto limitado. Incluso cuando son muy exitosas, sus efectos son casi siempre puntuales y localizados. Son poco conocidas y no llegan a difundirse más allá de las localidades donde tienen lugar. También existen innovaciones rurales desarrolladas por iniciativas de desarrollo que trabajan en ámbitos locales, en estrecha relación con municipios, grupos de productores y gobiernos locales que están encontrando formas innovadoras de promover el desarrollo. Estas innovaciones podrían hacer aportes significativos a las políticas públicas de la región, pero pocas veces son tomadas en cuenta. De ahí la pertinencia de preguntarnos por qué las innovaciones rurales exitosas no se desarrollan y llegan a escalas mayores.

Este es el desafío que pretende encarar el Seminario Andino sobre Escalamiento de Innovaciones Rurales Exitosas.

Mayor detalle en:http://www.escalandoinnovacionesrurales.com/seminariointernacional/